miércoles, 24 de septiembre de 2008

Espectro Autista – Tratamiento

Introducción: Las teorías psicológicas han intentado explicar el trastorno definiéndolo por un solo aspecto del desarrollo psicológico cuya alteración daría cuenta del amplio conjunto de anomalías y defasajes evolutivos que se observan en una persona con Autismo.

Objetivo:
La presente exposición enuncia brevemente dichas posturas, deteniéndose especialmente en el concepto de espectro autista. Tomando como base dicho concepto se plantean distintas alternativas de tratamientos posibles haciendo hincapié en el tratamiento cognitivo conductual

Del Trastorno Autista al Espectro Autista

Como bien explica Ángel Rivierè, en los últimos años las teorías psicológicas han intentado explicar el trastorno definiendo un solo aspecto del desarrollo psicológico, cuya alteración daría cuenta del amplio conjunto de anomalías y defasajes evolutivos que se observan en la persona con Autismo. Para algunos investigadores podría ser “la teoría de la mente” ( capacidad de atribuir mente a las personas y de realizar inferencias sobre sus representaciones mentales (Barón-Cohen, Leslie, Frith) o ciertas capacidades cognitivas de metarepresentación (Leslie) o de coherencia central (Frith). Para otros la capacidad de vivenciar intersubjetivamente las relaciones en un sentido mas afectivo (Hobson).
Otros consideran el aspecto central un trastorno en la capacidad de atención conjunta (Mundy y Sigman) o ciertas anomalías de los procesos de arousal y atención (Dauvan y Levi). Por último que el Autismo se derivaría de un trastorno Neuropsicológico de la actividad frontal de la corteza cerebral.
La estrategia de buscar una sola alteración esencial puede ser eficaz para dar una explicación científica del Autismo. Finalmente serán los datos empíricos los que permitirán decidir si se justifica o no la idea de que todos los síntomas autistas, con su diversidad, puedan derivarse de una sola alteración.
Recientemente algunos autores (Waterhouse, Fein y otros) dicen que es posible que el Autismo se derive de varios trastornos biológicos, todos ellos igualmente primarios o de diferentes anomalías en el plano psicológico no mas primarios unas que otras (Ozonoff, Pennington y Rogers).
Con independencia del aspecto explicativo, en el plano del tratamiento la estrategia única debe ser sustituída por una estrategia múltiple. Entonces el tratamiento del Autismo permite unos principios generales muy abstractos pero al mismo tiempo tiene que ser extremadamente individualizado.
En el punto de unión entre las características abstractas y generales que definen a todas las personas con Autismo y esas características peculiares de cada persona en particular aparece un concepto útil para relacionar explicación y tratamiento: el concepto de Espectro Autista.

Espectro Autista
Con este concepto se considera al Autismo como un continuo de diferentes dimensiones y no como una categoría única, permite reconocer a la vez lo que hay de común y diferente entre las personas autistas.
A partir del concepto de Espectro Autista situamos el problema de la unidad del cuadro y la diversidad de sus síntomas en un terreno donde podemos definir las estrategias de tratamiento.
La idea de considerar al Autismo como un continuo nos ayuda a comprender que todos presentan alteraciones, en mayor o menor grado, en una serie de aspectos o dimensiones ( Rivière 1997)
Los síntomas específicos que presentan las personas con Autismo o rasgos Autistas asociados a otros cuadros dependen de 6 factores, algunos de los cuales no son independientes entre si, además hay componentes internos, que dependen del nivel intrínseco de disfunción neurobiológica, emocional y cognitiva que condicionan y modelas la eficacia de los procedimientos terapéuticos. Estos procesos pueden ser influidos por el tratamiento pero no determinados completamente por las influencias externas o las intervenciones biométricas. Estas son:
• Asociación o no del Autismo con retraso mental
• La gravedad del trastorno
• La edad de la persona
• El sexo
• La adecuación y eficacia de los tratamientos utilizados y de las experiencias de aprendizaje
• El compromiso y apoyo de la familia
Para el conjunto de personas con cuadros situados en el Espectro Autista
puede establecerse un continuo en que los síntomas que corresponden a las
mismas dimensiones varían dependiendo principalmente de estos seis factores.
Wing y Gould dicen que los rasgos del Espectro Autista no se producen solo en
las personas con Trastorno Profundo del Desarrollo sino en otras cuyo desarrollo
esta afectado por diferentes causas y todas ellas presentan Espectro Autista.
Lorna Wing ha definido cuatro dimensiones principales de variación del
Espectro Autista:
1. Trastorno en las capacidades de reconocimiento social
2. Trastorno en las capacidades de comunicación social
3. Trastorno en las destrezas de imaginación y comprensión social
4. Patrones repetitivos de actividad

Se extiende también a otras funciones psicológicas, lenguaje, respuesta a
estímulos sensoriales, coordinación motora y capacidades cognitivas para las
que no establece niveles.
Rivière establece a su vez doce dimensiones que, según él, se alteran
sistemáticamente en el Espectro Autista. Postula cuatro niveles para cada
dimensión. En el primero caracteriza a las personas con un cuadro mas
severo, niveles cognitivos mas bajos, frecuentemente a los niños mas
pequeños y casos sin tratamiento adecuado. El cuarto nivel es característico
de los trastornos menos severos.
Dimensiones alteradas en el Espectro Autista según Ángel Rivière:
1. Trastorno cualitativo de la relación social
2. Trastorno de las capacidades de referencia conjunta (acción, atención y
preocupación conjuntas)
3. Trastorno de las capacidades ínter subjetivas y mentalistas
4. Trastorno de las funciones comunicativas
5. Trastorno cualitativo del lenguaje expresivo
6. Trastorno cualitativo del lenguaje receptivo
7. Trastorno de las competencias de anticipación
8. Trastorno de la flexibilidad mental y comportamental
9. Trastorno del sentido de la actividad propia
10. Trastorno de la imaginación y de las capacidades de ficción
11. Trastorno de la imitación
12. Trastorno de la suspensión (capacidad de hacer significantes)

Tratamiento

Si intentamos dar como causa del trastorno la alteración de un solo aspecto del desarrollo psicológico, en el terreno empírico esto se traduce en tratamientos específicos solo a esa alteración. Así, algunos tratamientos propuestos ven al Autismo desde solo un aspecto y plantean entonces un abordaje general, sin tener en cuenta las peculiaridades de cada persona con Autismo.
Así podemos clasificar a los tratamientos en:
Bioquímicos
1. Alergias a las comidas
2. Alimentación
3. Suplementos vitamínicos
4. medicación

¿Qué tienen en común?
Estos tratamientos tienen en común que tratan de reducir los síntomas Autistas.
A la vitamina B6 ingerida en grandes cantidades se le atribuye cierto éxito en la
reducción de los síntomas Autistas.
Las dietas han dado resultados variados. Los niños que parecen responder
mejor a las dietas sin productos lácteos suelen tener un historial de infecciones de
oídos, llanto incontrolable y dificultades para dormir. La intolerancia al gluten se
identifica por deposiciones sueltas o un fuerte deseo por ingerir pan o pastas.
Los tratamientos con medicación tiende a reducir síntomas de desatención o
hiperkinesis, en ocasiones movimientos estereotipados muy perturbadores o epilepsia.

Neuro- sensoriales
1. Integración sensorial
2. Enseñanza auditiva (Método Tomatis)
3. Comunicación facilitada (Venson y Shafer)
4. Terapias relacionadas con la vida diaria (Carol Gray)
5. Zooterapia
6. Musicoterapia
7. Terapias del juego

La integración sensorial ayuda a aquellas personas con hipersensibilidad en los cinco sentidos. Se aplican experiencias sensoriales fuertes (Balanceos, saltos, vueltas etc.)
El entrenamiento de integración auditiva (EIA) es un método para modificar la sensibilidad de las personas a los sonidos en diferentes frecuencias. Un ejemplo de esto sería el Método Tomatis, desarrollado por Alfred Tomatis, en él, durante varias semanas la persona escucha música clásica, eliminándose las frecuencias bajas. Después de un tiempo se introducen voces filtradas y luego las frecuencias originalmente eliminadas.
En cuanto a las terapias de juego, hay varias técnicas pero todas ellas tienen como objetivo que el niño adquiera lenguaje y habilidades de la vida diaria.
Carol Gray utiliza una técnica llamada Historietas sociales para ayudar a ilustrar las reglas sociales y las respuestas adecuadas en distintas situaciones.
Psicodinámicas
1. Terapia del abrazo
2. Psicoterapia
3. Psicoanálisis

Las terapias Psicodinámicas siguen los métodos y técnicas del psicoanálisis tratando de interpretar las acciones del paciente en función de la relación entre éste y sus padres, entiende al Autismo como provocado por una madre fría afectivamente.

Conductual
1. Análisis Conductual Aplicado (Lovaas)
2. Pivotal Response Training (PRT)
3. TEACCH

El análisis Conductual Aplicado trabaja sobre las conductas y no sobre las causas.
Permite implementar, mantener, generalizar o extinguir conductas problemas.
Traduce los sucesos internos en fenómenos observables y medibles. Usa mediciones directas y repetidas de la conducta. Usa además un sistema se diseño de análisis experimental para evaluar la efectividad del procedimiento y permite mejorar las conductas socialmente importantes.
El PRT es similar al ABA pero tiene el propósito de mejorar dos conductas que consideran pivotales como son la motivación y la respuesta a múltiples estímulos relevantes. Se considera que un niño motivado se esfuerza mas, esta mas interesado en la situación de enseñanza y es mas probable que utilice las conductas aprendidas en múltiples situaciones.
La idea de comprender al Autismo como un continuo (Espectro Autista) tiene repercusiones en el campo del tratamiento. Así lo que en algún momento se consideraban distintos tratamientos para el Trastorno Autista hoy se pueden considerar meras técnicas de abordaje para el amplio conjunto de anomalías que presentan las personas cuyo cuadro se encuentra dentro del Espectro Autista.
Desde esta perspectiva surgen tratamientos multidisciplinarios que utilizan distintas técnicas según las necesidades de cada persona cuyo cuadro se encuentra dentro del Espectro Autista como el tratamiento cognitivo – conductual.
El tratamiento cognitivo-conductual utiliza procedimientos basados en el análisis
conductual aplicado y la terapia cognitiva. De ésta última toma el aprendizaje por modelos e imitación, intenta entender el funcionamiento mental y cerebral e incluye técnicas de estimulación de funciones cerebrales y la enseñanza de estrategias de compensación. Este tratamiento hace un abordaje de las dificultades senso- perceptuales por un lado, evaluación y tratamiento de conductas inapropiadas y intenta desarrollar habilidades de auto-valimiento, trabajo independiente, comunicación juego, integración escolar y social y habilidades académicas.

El Teacch es un programa integral de tratamiento para las personas con Autismo e incluye:
Clínicas regionales
Acceso a la educación pública adecuada
Grupos de apoyo padres-profesionales
Actividades recreacionales para los niños autistas
Actividades de entrenamiento para los profesionales y padres
Empleo apoyado
Ayuda en la vida “independiente”
Utiliza la técnica cognitivo - conductual


Bibliografía
Ángel Rivière, Juan Martos Tratamiento del Autismo Nuevas Perspectivas
Frith, U Autismo, hacia una explicación del enigma
DSM IV Ed. Masson
Loovas ABA handbook
Rivière y Nuñez La Mirada mental. Desarrollo de las capacidades cognitivas
interpersonales. Buenos Aires. Aique

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal